Dicen que los principales atractivos de la naturaleza son los que se encuentran ocultos, o que en su defecto han sido visitados por muy pocas personas. Ese pareciera ser el caso del Paso Vergara. Este paso fronterizo ubicado en la región del Maule es un lugar poco conocido por la opinión pública y por las personas que no son de esta zona, pero que sin duda posee una belleza que difícilmente pasa desapercibida.

Nos adentramos a este lugar partiendo desde el pequeño pueblo pre cordillerano de Los Queñes, ubicado en la comuna de Romeral, a una hora de Curicó. Si bien existen dos caminos para llegar a este pueblo, recomendamos utilizar el cruce de “La Montaña” por ahora, ya que el camino que va por Romeral se encuentra en proceso de pavimentación y podría significar un riesgo innecesario para las familias que buscan tener un viaje tranquilo. Si viajas desde Santiago o cualquier otra ciudad al norte de Curicó, tu referencia será el peaje de Chimbarongo y el Pronto Copec del mismo nombre. Inmediatamente después de estos dos puntos, está la salida.

Este camino es considerablemente mejor que el que va por la salida de Romeral, ya que es utilizado por los camiones que suben periódicamente a una mina ubicada en la cordillera de este sector, por lo que el pavimento ha sido acondicionado para estos efectos.

Una vez que llegas al pueblo, te encontrarás con un monumento en honor a los arrieros de la zona. Estando allí, la señalización es clara en indicarte la dirección a seguir. A partir de ese punto, son aproximadamente 50 kilómetros en subida los que te separan del Paso Vergara.

El camino está plagado de vados y quebradas que ningún amante de la fotografía podrá dejar pasar. Es llamativo también como se puede observar el cambio tanto en la morfología de las montañas como en la fauna del sector a medida que se va subiendo.

Uno de los lugares más lindos del camino es el sector de “El Infiernillo”. Este es un punto de descanso y refresco casi obligado para todos los aventureros que se adentran en estas montañas. Además, existen varios sectores donde se puede aparcar el auto para mayor seguridad.

Al seguir avanzando, nos topamos con un punto importante del camino. Un par de kilómetros más hacia el este del sector de “Los Cipreses”, se encuentra a mano izquierda el desvío hacia la mina de Cementos Bío Bío. Para seguir hacia nuestro destino, debes continuar en línea recta, por un camino que se vuelve notoriamente más sinuoso y pedregoso. A partir de aquí es necesario prestar mucha atención al volante, pues también se torna un poco más angosto.

Desde aquí comienzan cuestas más pronunciadas y sin notarlo te vas alejando del Río Teno. Te encontrarás también con el antiguo retén de Carabineros, en el sector de Pichuante, que hasta hace algunos años servía como control fronterizo.

Aproximadamente tres kilómetros después te encontrarás con otro punto importante del camino. Existe un desvío que sube directamente a la Laguna de Teno, a mano derecha, y que se señaliza como “El Planchón”. Esta es otra alternativa que tienes si no quieres pasar por el control fronterizo, pero que según nos comentan, posee un camino de muy difícil acceso, pudiendo subir solo en camionetas muy altas. Es por esto que decidimos continuar en línea recta, llegando un par de kilómetros después al sector de los Baños de San Pedro, lugar donde además se encuentra el nuevo control fronterizo. Estos baños son otro punto casi obligado de detención, pues cuenta con un paisaje privilegiado, aguas termales con azufre (frías), sectores para picnic e incluso una multi cancha.

Es aquí donde debes tener las primeras consideraciones legales si quieres seguir avanzando y llegar al Paso Vergara. A continuación te dejamos los documentos requeridos por el personal del control fronterizo para permitir el paso hacia el límite con Argentina:

Personas:

  • Cédula de Identidad.
  • Los menores de edad deben ir acompañados de sus tutores legales, o bien, con la autorización notarial de uno (si va sólo el otro) o ambos en caso de que no acuda ninguno. En este caso es otra persona mayor de edad la que se hace cargo del menor por el tiempo que dure la estadía al otro lado del paso.

Automóviles

  • Permiso de circulación al día.
  • Revisión técnica al día.
  • Padrón del auto.
  • El dueño del auto debe ser el que maneje o esté presente en el momento de pasar por la aduana. Si el chofer no se encuentra, deben conseguir un documento firmado ante notario que acredite que el dueño del auto autoriza a un tercero para sacar su vehículo del país.

Una vez que has realizado los trámites requeridos (que no te tomarán más de 10 minutos), puedes comenzar el ascenso hacia el Paso Vergara. Si bien el camino se vuelve un poco más sinuoso y con más curvas que rectas, las postales se vuelven cada vez más espectaculares. Son poco más de 10 kilómetros los que separan a los Baños de San Pedro de nuestro destino.

Después de casi media hora de camino, llegarás al hito del Paso Vergara, que demarca el límite territorial entre Chile y Argentina. Aquí podrás observar en todo su esplendor al imponente Volcán Planchón.

Es en este lugar donde te recomendamos acampar. Posee muchos puntos en los que podrás establecer tu campamento sin mayores inconveniente. Nosotros nos alejamos unos 100 metros del camino, en dirección hacia el volcán, para asegurarnos comodidad y la mejor vista para el amanecer.

Es importante que te tomes un buen descanso, pues si bien no son muchos los kilómetros de viaje, el camino es bastante denso y agotador. Además, es importante que te alimentes bien para tener las energías necesarias para enfrentar la aventura del próximo día. Te invitamos a revisar nuestro post de comida de camping, donde detallamos qué comimos en este viaje y cómo lo preparamos.

Caída la noche, estarás en primera fila para observar la inmensidad de nuestro maravilloso cielo, pues la ausencia total de cualquier luz artifical te permitirá apreciar y fotografiar cada detalle.

El despertar también tiene una magia especial. El valle en el que estás acampando es también tierra de arrieros, por lo que podrás divisarlos a primera hora de la mañana con sus vacas, caballos y sus compañeros perrunos. Además, en la zona habitan patos, zorros y una maravillosa familia de cóndores.

Pocos minutos después del desayuno (te recomendamos que sea temprano para que aproveches bien el día), es hora de prepararse para salir en busca del destino final y tal vez más atrayente de esta zona: la Laguna de Teno. Estando en el valle del Paso Vergara, deberás caminar en dirección al volcán, hasta encontrarte con un sendero que te llevará hacia la derecha de este. Subirás cuatro pequeñas lomas, que si bien no parecen mucho, requieren de un importante esfuerzo físico, debido principalmente a la composición del suelo volcánico.

Luego de aproximadamente 75 minutos de caminata, te toparás de frente con la primera vista de la Laguna de Teno en todo su esplendor.

A partir de aquí, no son más de 20 minutos en bajada hasta llegar al borde mismo. Aquí podrás establecerte para pasar todo el día, incluso para bañarte. Si bien nosotros no lo hicimos en esta oportunidad, no descartamos la opción de que puedas acampar en el lugar.

Como última recomendación, y en caso de que no quieras acampar en la laguna, lo mejor es que vuelvas a tu campamento a más tardar a las 18 hrs, pues el camino de vuelta es igual de largo, y con el cansancio del día encima te puede tomar un poco más de tiempo, y la idea es no caminar en lugares así de noche para evitar posibles accidentes.

Para terminar, te dejamos algunas consideraciones importantes para que tengas en cuenta:

  • Asegúrate de llevar mucha agua envasada, pues no existe una fuente de agua dulce limpia cerca del lugar del campamento.
  • Si bien las temperaturas son bastante elevadas en verano, el viento que corre la mayor parte del día crea una sensación de frescura que no debes subestimar. Te recomendamos que tomes tus precauciones para protegerte del sol, y sobre todo, de las frías noches que te pueden recibir incluso con temperaturas por debajo de los 0º.
  • Ten en cuenta que la aduana del Paso Vergara está habilitada sólo entre los meses de Diciembre y Abril, debido a las intensas nevazones que se registran en la zona.

Esperamos que te animes a conocer si aún no has ido, y que compartas con nosotros tu aventura!

Fotografía: @cotarichards y @eduperedap