Si estás en Santiago, no te quedes en tu casa. Este invierno, haz una promesa contigo mismo: los fines de semana son para salir. Con el estilo de vida que se lleva en la capital, las personas permanecen sentadas sin opción de disfrutar la luz solar ni el aire libre (el poco que hay) por alrededor del 90% del día. Muchas veces, el único momento fuera de un edificio, es el tiempo que usamos para transporte, e incluye una micro o un metro apretadísimo.

¿Has sido turista en tu propia ciudad? Hoy les contamos un poco sobre el teleférico del Parque Metropolitano de Santiago, ubicado en el Cerro San Cristóbal, remodelado recientemente con motivo del aniversario número 100 del Parque Metropolitano. Este teleférico, cerrado durante los últimos 7 años, tuvo su remodelación a cargo de la empresa Turistik, que también está a cargo del funicular del cerro San Cristóbal y de los buses rojos de dos pisos que recorren los lugares más turísticos de la ciudad.

Este teleférico es uno de los iconos del antiguo gran Santiago, vuelve 100% restaurado a dar pelea y hacer frente a las nuevas atracciones, como el mirador del polémico Costanera Center. El nuevo teleférico cuenta con 46 cabinas con capacidad para seis pasajeros. Además, cuenta con ocho soportes en donde se pueden subir hasta cuatro bicicletas que circulan entre las cabinas de pasajeros, especial para quienes llegan en bicicleta al parque y quieren transportarlas hasta la cumbre.

Nosotros tomamos el recorrido completo, ida y vuelta, donde se pasa por las 3 estaciones del parque, Oasis, en la entrada de Pedro de Valdivia Norte, Tupahue, en la piscina del mismo nombre, y Cumbre, cerca de la virgen a 829 metros sobre el nivel del mar, uno de los puntos más altos del Santiago Urbano. Puedes comprar las entradas y subir al teleférico en cualquiera de las 3 estaciones. En todas aceptan niños en coche y hasta perritos. Por este recorrido pagamos $3.010 pesos por persona (precio de fin de semana), más $4.000 pesos por el acceso en auto, que es más económico al entrar a pie.

Una vez en el parque puedes disfrutar de senderos, exposiciones culturales, jardines botánicos como el Japonés y el Mapulemu, ciclovías, miradores, observatorios, y dos piscinas en el verano.

Les dejamos una pequeña historia en formato video, cuéntanos si te gustó y seguiremos haciendo más Historias en nuestro youtube 😉