Declarado Santuario de la Naturaleza desde 1976, guardián de cientos de especies vegetales, diseñado por el mismísimo Claudio Gay, en 2013 fue elegido por la revista especializada Travel + Leisure como uno de los parques más bellos del mundo, y acoge en su interior la red de museos que incluye el Museo Ferroviario, el Museo de Historia Natural y el Museo de Ciencias y Tecnología, además, en sus alrededores se encuentra el Museo Artequin, la Biblioteca de Santiago, el centro cultural Maturana 100, y el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos; además, alberga el monumento Mesa Cívica del arquitecto Alejandro Aravena, en conmemoración a las víctimas de la dictadura militar de Augusto Pinochet.

Este gigante, con casi 40 hectáreas de extensión, es el parque más grande de la capital, y el primer parque público de Chile. Fundado en 1842, en una zona antes habitada por mapuches y pehuenches, este parque centenario alberga más de 4.200 árboles, donde destaca además el invernadero, que está declarado Monumento Histórico Nacional, y el jardín botánico, uno de los primeros de Latinoamérica (junto con el de Bs. As.). En su interior, además de recorrer sus avenidas, puedes encontrar paseos en bote por la laguna, paseos en tren, arriendo de carros y bicicletas, juegos típicos, una piscina municipal, canchas de tenis, y más.

Un día de sol, mi hermana llamó amigas, pescó a la Kali, y nos juntamos en las puertas del Parque. Un lugar lleno de recuerdos en el que pasé muchas horas esperando la micro cuando hice mi práctica profesional (cuántos años!) en la unidad de psiquiatría del Hospital Félix Bulnes de Quinta Normal. Caminamos mucho, visitamos lugares emblemáticos, entramos al museo, y nos amigamos con muchos perritos, gracias a la Kali que andaba súper sociable (pueden verla al final del post).

En este parque hay suficientes atracciones para estar todo el día, así que les dejamos algunos tips para que lo aprovechen al máximo:

  • Ir temprano es lo mejor, aprovechen de llegar al mediodía o antes, así tendrán tiempo de ver todo lo que quieren.
  • Lleven comida y agua! adentro sólo hay kioscos y cosas envasadas, que suelen estar más caros de lo habitual.
  • En lo posible, lleva manta de picnic, así puedes disfrutar los parques y evitas las zonas húmedas en invierno.
  • Leer un artículo sobre la historia del parque mientras están adentro, así podrán comprender mejor las fechas de los edificios y el contexto de las reformas y cambios en el terreno (en google se encuentran algunos bastante completos).
  • Imperdibles: ver el jardín botánico y el sector del invernadero, entrar al museo de historia natural, ver la laguna, pasar al museo de arte contemporáneo y al artequin.
  • Esperar el atardecer en el parque, la luz y los árboles son de alto impacto.

Información: Parque Quinta Normal. Estación de metro Quinta Normal. Abierto de martes a domingo, de 7.30 a 20.00 hrs. Entrada gratuita.