Mi jugo favorito es el que cuida el planeta ❤️ 🌎 Cómo? Sin envases plásticos, aprovechando todos los vegetales que se iban a desperdiciar, e incluso usando cosas que regalan en las verdulerías 😉

Hoy les cuento una de las maneras en que le doy otro uso a los “restos” de vegetales que van quedando en el refri, así evito el desperdicio de alimentos en mi cocina, y ahorro en ingredientes.

Esto es muy simple! En lugar de ir al súper o a la verdulería a comprar ingredientes para hacer un jugo, pongo un recipiente de vidrio con tapa en mi refrigerador y voy juntando todas las piezas buenas pero “feas” o “no adecuadas” de los vegetales que uso para cocinar, por ejemplo: tallos de verduras como espinacas y berros, hojas de brócoli, centros de manzana, potitos de pepino y zanahoria, limones a medio estrujar, etc.

Cuando veo que el pote está más bien lleno, aprovecho de revisar si tengo alguna fruta fea o extra madura, busco un par de frutas o vegetales de temporada (ricos, nutritivos, económicos), meto todo a mi extractor de jugos y listo!

El jugo de hoy (para 2 personas) contiene 1 taza de verdes, iban tallos de espinaca, tallos de acelga, hojitas de perejil y hojitas de betarraga que regalan en la vega, además tiene 1 manzana roja, dos mitades de limón triste que iban a ser usados en ensalada y al final no, y unos trocitos de pepino que andaban dando vueltas por ahí.

Definitivamente pueden usar cualquier vegetal que tengan a mano, mi receta favorita para hacer jugos verdes es (para una persona o una porción): 1/2 taza de fruta, 1 pepino, 1 taza de hojas verdes o vegetales (o más), 1/2 limón.

Espero que prueben este tip de organización en sus casas, que lo disfruten, y que le den nueva vida a muchas verduritas para que no se pongan feas y no haya que botarlas 🙂