El spray de magnesio o aceite de magnesio, es un suplemento mineral que encontramos en tiendas naturales, y hoy les muestro cómo preparo el mío en casa.

Pero primero, por si alguno de ustedes ya se lo está preguntando, ¿Qué es y para qué necesitamos magnesio? El Magnesio es un mineral esencial en nuestro cuerpo que está presente en la formación de huesos y tejido conjuntivo. Dentro de sus muchas funciones, ayuda a regular el estado anímico y el síndrome premenstrual.

Personalmente, estoy usándolo en el marco del tratamiento de una lesión deportiva para aliviar el dolor y ayudar a la recuperación muscular. Este spray, es útil para masajes de músculos y articulaciones adoloridas o calambres.

El aceite o spray de magnesio es absorbido inmediatamente cuando entra en contacto con la piel, y se puede usar en cualquier lugar del cuerpo menos en el rostro (pd: es normal sentir un cosquilleo o picazón las primeras veces que lo usan).
Según la Farmacia Mapuche, que vende su propio producto, “el aceite de magnesio acelera la recuperación de cualquier lesión muscular, al contacto con los tejidos de la piel reemplaza eficientemente el magnesio perdido por el sudor”.

 

Aplicación:
-Puede usarse en cualquier área del cuerpo.
-Aplicar 3 spray en la zona afectada y masajear.
-No es recomendable para niños menores de 12 años, ni embarazadas.

 

*La sensación de hormigueo es natural, en las primeras aplicaciones, esto es un signo de deficiencia de magnesio y disminuirá a medida que se aumente el nivel de magnesio

 

¿Cuáles son algunos síntomas de la deficiencia de magnesio? Fuente: Dr. Mercola.

Los síntomas carenciales de magnesio son constante sensación de fatiga, los calambres musculares, la falta de memoria y de concentración, arritmias, la artrosis y la osteoporosis por ser un elemento esencial en la producción de colágeno, hipersensibilidad al estrés, etc.

¿Cuáles son algunos de los beneficios de suplementar con magnesio?

  • Combate los dolores y calambres musculares.
  • Mejora los procesos de artrosis, bursitis y osteoporosis.
  • Recomendado en los tratamientos de estrés y ansiedad.
  • Ayuda a fijar el calcio en huesos y dientes.
  • Previene los cálculos renales, ya que moviliza el calcio.
  • Actúa como laxante suave y antiácido.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo el dolor premenstrual.
  • Relaja el sistema nervioso favoreciendo el sueño.
  • Favorece a los hipertensos.

 

Ahora que sabemos lo básico, les dejo el video con las instrucciones para prepararlo, y la receta básica a continuación:

 

 

Ingredientes

1 sobre de cristales de magnesio

30 ml de agua filtrada y hervida

Botella de 30 ml con atomizador, esterilizada

Etiqueta

 

Preparación.

  1. Hierve el agua y espera un momento a que se entibie. Debe estar caliente pero no quemar.
  2. Disuelve el magnesio en 30 ml de agua.
  3. Envasa y etiqueta en tu botella, y listo para usar!