La caléndula es una flor dorada, cálida y sencilla, que entre sus pétalos esconde increíbles propiedades medicinales, y sus usos son tan amplios que cada día me sorprendo con nueva información sobre cómo usarla. En esta época, sus brotes se encuentran en máximo esplendor. Es primavera, es tiempo de florecer. Encontramos caléndula en jardines urbanos, en huertos y Viveros, pon atención por donde caminas porque podrías tener cerca una mina de oro para el cuidado de tu salud.

.
Lo básico para reconocer la caléndula y poder cultivarla apropiadamente, es saber que se compone de 3 partes: pétalos, centro, hojas. Los pétalos son amarillo intenso, el centro varía de narsnjo a amarillo, y las hojas son largas y delgadas con la orilla irregular. Puedes revisar la imagen que viene a continuación para un reconocimiento más detallado. Para recoger tu caléndula debes seleccionar una que esté regada con agua limpia y libre de pesticidas, de un jardín o un huerto urbano está bien.

Para elaborar medicina de caléndula, necesitarás la flor completa, sin el tallo ni las hojas. Si no puedes conseguir caléndula fresca, puedes comprarla seca en un vivero o una tienda herbolaria. Si la compras asegúrate que su fuente sea libre de pesticidas, idealmente de agricultura ecológica. En Santiago hay buenos lugares donde encontrar, cómo el Espacio Herbarium, Ecoferia de La Reina, Spacio Natural, Botica del Alma y Mi Jardín Secreto.

.
Algunas de las propiedades medicinales de la caléndula son: analgésica, antiespasmodica, antiinflamatoria, antibiótica, antiviral, antifúngica, antimicrobiana, digestiva. ¿Cómo una sola planta de aspecto tan tierno puede encerrar tantos poderes? Así es el reino vegetal, está lleno de sorpresas y bondades, y es nuestro deber recolectar este conocimiento y pasarlo a las generaciones posteriores.


Ahora, vamos a la parte de preparación de la medicina! Este año entré a estudiar al Herbal Academy Of London, y en una de las lecciones justo apareció la caléndula. Yo ya había estudiado su monografia en otras clases con profesores de Chile y Argentina, y sabía que su espectro medicinal es amplio y presenta propiedades curativas para diversas situaciones, pero los británicos me siguieron sorprendiendo: sirve hasta para el dolor de oídos.

.
Esa es una de las cosas que más me gusta de estudiar: cuando crees que ya manejas un tema, pum! Aprendes algo nuevo que no tenías idea. Por eso siempre les digo que si les gustan las plantas medicinales, lo más importante es nunca dejar de aprender, de leer, de tomar cursos y perfeccionarse. Pronto pronto viene un ebook sobre ese tema así que junten ganas para leer mucho!

.
Si van a preparar una planta como medicina, lo primero qué hay que saber es que dependiendo del síntoma o el desequilibro de salud que tengamos, depende la forma en que elaboramos medicina natural. Por ejemplo, usar la caléndula para dolor de estómago tiene una preparación, y usarla para alergias a la piel tiene otra preparación. Hoy les voy a mostrar como hacer mi favorita que es para la piel, y de su elaboración resulta un aceite medicinal con propiedades increíbles. La receta original es un extracto de mi lección sobre la caléndula en el Academy.

.
Un aceite medicinal es un macerado de hierbas secas en aceite portador. Como lo vamos a usar sobre la piel para curar heridas o lesiones, es absolutamente necesario que tanto la caléndula como el aceite sean de la más pura fuente, agro ecológica, orgánica, y sin otros ingredientes. También es absolutamente necesario secar las flores antes de preparar el aceite, como saben, el agua y el aceite generalmente no se mezclan, y si ponen hierbas frescas a macerar en aceite… bueno, es probable que no salga muy bien.

.
Para preparar un aceite medicinal de caléndula necesitas lo siguiente

 

Ingredientes
1 parte de flores de caléndula orgánica seca

3 partes de aceite puro prensado en frío, idealmente almendras, girasol o jojoba

1 frasco de vidrio esterilizado, limpio y seco

Etiqueta y lápiz
Nota: Si están trabajando desde una perspectiva biodinámica, pueden consultar un calendario permacultor para saber el día apropiado para la cosecha en cada mes, y es aconsejable elegir un día de Luna llena para la elaboración del aceite.

 

Instrucciones

1. Pon tus flores dentro del frasco de vidrio, no debe sobrepasar la mitad de la capacidad del frasco.

2. Mide con tu mano 4 dedos por sobre el nivel de las flores. Haz una pequeña marca.

3. Vierte el aceite sobre las flores hasta llegar a la marca, y tapa tu frasco.

4. Etiqueta y rotula, debes poner siempre el nombre de tu preparado y la fecha. Si estás trabajando con el calendario lunar puedes poner que luna del año es, y en qué fase estamos.

5. Lleva a un lugar oscuro, puede ser un closet por ejemplo. Deja reposar durante una lunación. Los primeros días debes remover un poco el frasco para que el aceite cubra las flores de manera pareja, y no queden burbujas de oxígeno dentro del macerado.

6. Una vez transcurrido el tiempo de maceración (un ciclo lunar, es decir, la próxima luna llena), tu macerado está listo. Puedes colar con un trozo de tela y envasar en frascos limpios y secos.

.
Este aceite medicinal es buenísimo para tratar lesiones de la piel como eczema, dermatitis, psoriasis, rosácea, cicatrices, etc. además de afecciones comunes, como cortes, magullones, quemaduras, alergias, picaduras de insectos y rash.  Si no te animas a hacerlo, lo puedes encontrar en la tienda Andes Guardianes, muchas personas lo han pedido y siempre obtienen buenos resultados en su piel 🌼